Las CELDAS DE FLOTACIÓN son equipos de procesamiento de minerales que tienen la misión de separar en forma eficiente desde una cabeza pulpa previamente acondicionada, un concentrado y un producto de relave; poniendo en contacto íntimo el mineral, el aire, el agua y los reactivos.

Las CELDAS DE FLOTACIÓN se caracterizan por tener un agitador mecánico que mantiene la pulpa en suspensión y el aire dispersa dentro de ella.

Las CELDAS DENVER consisten en celdas cuadriculados fabricadas de planchas de acero estructural revestidas con caucho natural u algún otro elastómero sintético, capaz de soportar deterioro mediante abrasión y corrosión. Cada uno con su propio agitador y agrupadas de 2 a 12 celdas de acuerdo a los requerimientos para el proceso.

Las CELDAS DENVER son alimentados por un tubo lateral oblicuo que descarga la pulpa directamente sobre un agitador que consta de un plato con paletas radiales en su periferia orientadas verticalmente hacia arriba. El agitador se ubica debajo de un difusor estacionario que consiste de un disco denticulado con paletas radiales en su periferia orientadas hacia abajo en cada uno de sus dientes.

El agitador es accionado por un motor que transmite su movimiento rotatorio mediante un eje central que se encuentra en un tubo que sirve para hacer llegar el aire exterior hasta la pulpa. El accionamiento del agitador con una velocidad periférica entre 450 y 550 m/min, empieza a succionar el aire por un orificio situado en la parte superior del tubo. La potencia del motor puede estar en un rango entre 1 a 10 HP, dependiendo de la capacidad de celda, la densidad de pulpa, etc.

Las Celdas de flotación fabricados en ICBA son: